Lucha contra la seca de la encina

En la XXVI Jornada Ganadera y de la Dehesa celebrada en ASAJA-Sevilla se ha presentado un programa de lucha biológica contra la seca de la encina.
Martes 23 febrero 2010 (hace 7 años 8 meses 27 días)
En la XXVI Jornada Ganadera y de la Dehesa celebrada en ASAJA-Sevilla se ha presentado un programa de lucha biológica para mejorar el equilibrio medioambiental de la dehesa y evitar la muerte de millones de encimas por decaimiento.

El programa es fruto de la investigación desarrollada durante más de 40 años por el ganadero onubense, Francisco Volante, quien ha firmado recientemente un convenio con el Foro Encinal para extender estas técnicas al mayor número posible de dehesas.

El debate entorno a la preocupante situación de la dehesa ha monopolizado el encuentro, la pérdida de biodiversidad y el impacto medioambiental que ciertas afecciones como el decaimiento, conocido también como “seca”, está teniendo sobre los ejemplares de quercus de la península es devastador. En zonas concretas, como la provincia de Huelva, se calcula que el número de árboles afectados por ésta enfermedad supera el 1.500.000 ejemplares, con 216.000 hectáreas afectadas de las 240.000 hectáreas que posee la provincia de Huelva. En otras provincias de Andalucía, como Sevilla, Córdoba o Cádiz, aunque la afección es aún menor, la seca avanza a ojos vista, y cada año se ven más árboles y más fincas afectadas. De un modo similar, la enfermedad se está extendiendo por Extremadura, Castilla-León, Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid y por las regiones portuguesas del Algarve y el Alentejo.

Tal como expuso el ganadero e investigador Francisco Volante en su intervención la potenciación de la biodiversidad es básica para mejorar el estado de nuestras dehesas, y para ello es fundamental recuperar la densidad de las pequeñas aves insectívoras, de los murciélagos, los reptiles y las arañas, animales que tienen en su dieta a los enemigos de las encinas y los alcornoques. La experiencia de Volante demuestra que en las tres fincas en las que el desarrolla sus ensayos las principales plagas de las encinas -las orugas defoliadoras, el cerambyx, la cochinilla de la hoja, las rabiceras (hormigas grandes) y toritos, las orugas barrenillo de ramas, los tortricidos y el banalino- están controladas y han dejado de ser una plaga.

Francisco Volante ha colocado en estas tres explotaciones nidos cilíndricos, semejando el tronco de un árbol, colocados en contra de los vientos dominantes, para evitar la entrada de avispas que impidan el anidamiento de los pájaros, y con un sistema de protección para evitar la entrada de roedores y hormigas.

A modo de ejemplo Volante destacó que un murciélago consume 1.300 insectos en una hora, y cada noche necesita consumir el equivalente a un 30 o un 40% de su peso, por lo que es un aliado perfecto para controlar a los enemigos de los árboles.

Con este sistema es posible no sólo mejorar el vigor y el estado natural de los árboles, sino incluso recuperar encinas dañadas.

www.asajanet.com

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí