Un estudio señala que los programas genéticos producen mejoras sustanciales en la calidad de jamones y paletas

A la hora de diseñar un programa para la mejora genética de cerdos ibéricos es preciso compatibilizar el progreso genéticos en los caracteres de crecimiento y composición corporal con el mantenimiento de la idoneidad de su carne y grasa para la obten
Jueves 21 mayo 2009 (hace 8 años 6 meses 23 días)
La investigadora del Departamento de Mejora Genética Animal del INIA de Madrid, María del Carmen Rodríguez Valdovinos, presentó en el V Congreso Mundial del Jamón un estudio sobre los efectos genéticos sobre el rendimiento y calidad de jamones y paletas del que se desprende que los programas genéticos pueden producir mejoras sustanciales en la calidad de los productos ibéricos. En este sentido, Valdovinos ha indicado que “en la actualidad, están tomando mayor importancia los caracteres relacionados con la calidad de la carne y la grasa, y en concreto en el jamón curado, la selección de genes relacionados con la jugosidad y terneza de la carne”.

El estudio señala que la industria elaboradora requiere unas características específicas de los productos ibéricos como son los contenidos en grasa intramuscular y una composición adecuada. Por tanto, a la hora de diseñar un programa para la mejora genética de cerdos ibéricos es preciso compatibilizar el progreso genéticos en los caracteres de crecimiento y composición corporal con el mantenimiento de la idoneidad de su carne y grasa para la obtención de productos curados de calidad.

Después del ensayo realizado con cerdos ibéricos puros, donde se han estudiado los caracteres relacionados con la calidad del lomo, la grasa intramuscular, el perfil de ácidos grasos y las mermas producidas en las piezas, se ha podido confirmar que las mutaciones afectaron significativamente a la composición corporal, registrándose efectos significativos sobre el porcentaje de proteínas, la textura de la carne media como dureza al corte, así como las pérdidas de agua por descongelación y cocinado.

Asimismo, los estudios realizados sobre el efecto del gen CTSF, relacionado con la calidad y el crecimiento en cerdos ibéricos, dio como resultado unas ganancias de peso diarias, menor grasa dorsal, mayor porcentaje magro de la canal y mayores pérdidas por salado.

Por último, en otro estudio también analizó la asociación del LEPR (Leptina) con el consumo medio diario de pienso, ya que la leptina juega un papel importante en el control del consumo voluntario de alimento y en la regulación del peso corporal. Para el estudio se analizaron 117 animales cruzados Duroc x Ibérico que fueron alojados, según su genotipo, para controlar los rendimientos productivos de crecimiento, consumo de pienso e índice de conversión de los animales hasta el sacrificio. Las diferencias significativas se encontraron en los principales caracteres de calidad, grasa intramuscular, humedad y proteína, así como sobre la textura y pérdidas de agua por cocinado. En este sentido, la composición de ácidos grasos de la grasa intramuscular y de la grasa dorsal presentó un mayor porcentaje de ácidos grasos saturados y menor porcentaje de ácidos grasos mono-insaturados y poliinsaturados.

Jueves, 21 de mayo de 2009. Nota de prensa del V Congreso Mundial del Jamón.

Actualidad

Nitritos y nitratos en curados29-may-2009 hace 8 años 6 meses 15 días
Exportaciones a Hong Kong y Reino Unido19-may-2009 hace 8 años 6 meses 25 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí