La DOP Los Pedroches reclama una norma de calidad del ibérico clarificadora para el consumidor

El Consejo Regulador sigue defendiendo que, para no inducir a error al consumidor, las nomenclaturas para designar el factor racial actualmente existentes deberían de pasar a llamarse: “ibérico” y “cruzado”.

Lunes 8 octubre 2012 (hace 5 años 1 meses 10 días)

Denominación de Origen Protegida Los Pedroches El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está en estos días ultimando su propuesta de modificación de la actual Norma de Calidad del Ibérico.

La Denominación de Origen Protegida Los Pedroches quiere felicitar al citado Ministerio por el certero análisis y diagnóstico realizado de la situación actual del sector del cerdo ibérico en España en todas sus fases, y por la estrategia manifestada a representantes de este Consejo Regulador en el pasado mes de julio, en lo referente al factor racial y a la necesaria extensificación de estas producciones para salir de la actual situación de crisis en que están inmersos los productores y elaboradores ligados a las producciones extensivas en las dehesas de nuestro país. Asi como de la necesidad de una mayor transparencia, información a los consumidores y protección de una raza excepcional diferenciando las diferentes calidades.

El jamón obtenido del cerdo ibérico (el que no tiene cruce), y alimentado en su fase final de engorde en régimen extensivo en las dehesas del Suroeste de la Península Ibérica, a base de bellotas y hierba exclusivamente, está reconocido como uno de los grandes productos Gourmet a nivel mundial y es clave para la imagen de la gastronomía española en el mundo.

Es un producto que se obtiene en cantidades limitadas cada año, por la extensión de dehesa existente y por la cosecha anual de bellotas.

Esta imagen de gran producto Gourmet y la aparición de una normativa que entregó el nombre ibérico a un cerdo cruzado hasta al 50 % con la raza Duroc, de mayor rendimiento cárnico pero peor calidad de sus productos elaborados, ha dado lugar en la última década a un crecimiento desmedido de las producciones de ibérico y a la desvinculación de las mismas de la dehesa y de la raza autóctona de la que estamos hablando, ya que este cerdo cruzado, en un sistema de alimentación de cebo intensivo se puede producir sin límite.

Este crecimiento ha dado lugar a excedentes de producción y un desequilibrio entre la oferta y la demanda, que ha arrastrado los precios a la baja, incluidos los de máxima calidad. Cerdos Ibéricos Puros de Bellota amparados por una Denominación de Origen.

En la actualidad el sector del cerdo ibérico nacional se encuentra fragmentado entre los productores de cerdo ibérico ligado a la dehesa y los productores de cruzados de cebo intensivo. Con intereses totalmente enfrentados. No pareciendo posible un acuerdo que satisfaga a ambos.

El cerdo ibérico el principal responsable del mantenimiento del ecosistema de la dehesa. Si este ecosistema pretende ser protegido, se deben de proteger sin límites aquellas producciones que son inimitables, con total transparencia al mercado.

La imagen del Ibérico Puro de Bellota es hoy el 4,41 % de la producción nacional, la cifra más baja desde que se dispone de estadísticas, y ya no puede sostener por más tiempo la imagen de la producción de cerdo cruzado de cebo intensivo, que hoy es el 78,11 % de la producción nacional. Fundamentalmente porque son productos que nada tienen que ver el uno con el otro a pesar de que todo se vende bajo un mismo termino: “Ibérico”.

La publicación de las distintas modificaciones de la norma del ibérico han ido defraudando una tras otra, fundamentalmente por no abordar directamente la raíz del problema, llamar a cada producto por su nombre, y por su reducido nivel de cumplimiento y control.

Es por todo esto que entendemos que no se debe dejar pasar la inminente modificación para posicionar en el mercado las producciones de mayor calidad, Ibérico Puro de Bellota, de una forma claramente diferenciada del cruzado de pienso. Ambas producciones no son incompatibles, pero deben de estar sujetas a nomenclaturas claramente diferenciadas.

El consumidor jamás sabrá que el producto llamado ibérico, no es ibérico realmente, sino cruzado, a menos que se le diga claramente en el propio etiquetado de los productos. Es por eso que consideramos que el término “IBÉRICO”, se debe preservar para los animales que tengan 100% sangre ibérica, y otro término, que incluya la palabra “CRUZADO” para aquellos cerdos que presenten cruce, en mayor o menor medida, con la raza Duroc. Como transmitimos mediante escrito remitido el pasado julio al Ministerio conjuntamente con los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen Protegidas Dehesa de Extremadura y Jamón de Huelva.

Lamentamos profundamente que en la última reunión mantenida en la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía se nos transmitió que la propuesta de modificación de la Norma de Calidad del ibérico en la que está trabajando el Ministerio repetía este mismo error y confiamos en que la situación finalmente se reconduzca para protección de unas producciones únicas en el mundo.

de octubre de 2012 - Denominación de Origen Protegida Los Pedroches

ver más artículos relacionados con el artículo

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags