Las denominaciones de calidad garantizan al consumidor la trazabilidad de los ibéricos

En Andalucía se elaboran excelentes jamones y paletas ibéricos amparados por dos Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) inscritas en el Registro Comunitario de denominaciones de calidad, ‘Jamón de Huelva’ y ‘Los Pedroches’ (Córdoba)
Martes 14 diciembre 2010 (hace 6 años 6 meses 15 días)
En Andalucía se elaboran excelentes jamones y paletas ibéricos amparados por dos Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) inscritas en el Registro Comunitario de denominaciones de calidad, ‘Jamón de Huelva’ y ‘Los Pedroches’ (Córdoba), certificaciones que garantizan al consumidor el control de los productos que las ostentan.

Los productos amparados por estas denominaciones de calidad del sector ibérico deben superar unos exhaustivos controles llevados a cabo por los Consejos Reguladores de las DOP, unas tareas que comienzan con el nacimiento del animal y abarcan la totalidad del proceso de elaboración de estos alimentos hasta el momento de su puesta a la venta.

Los jamones y paletas protegidos por ‘Jamón de Huelva’ y ‘Los Pedroches’ se caracterizan por su forma estilizada con corte en “V”, un color que varía del rosado al rojo púrpura y un sabor poco salado. La zona de producción y elaboración de los productos amparados por ‘Los Pedroches’ está constituida por territorios de 32 municipios ubicados en la provincia de Córdoba, mientras que los jamones y paletas de la DOP ‘Jamón de Huelva’ se elaboran en 31 municipios de la Sierra de Aracena (Huelva) con la carne procedente de cerdos criados en localidades de las provincias de Sevilla, Córdoba, Cádiz, Málaga, Huelva, Badajoz y Cáceres.

El jamón ibérico es sin duda uno de los alimentos más representativos de nuestra Comunidad y cuenta con un gran prestigio dentro y fuera de las fronteras españolas gracias al buen hacer de los productores andaluces y a las características diferenciales derivadas, entre otros aspectos, de la cría de los animales en los terrenos de dehesa.

Los cerdos ibéricos que disfrutan de la fase de montanera en estos parajes alimentándose de las bellotas que producen los alcornoques y quejigos que lo forman contribuyen de forma activa al mantenimiento de este singular ecosistema en cuya protección trabaja la Consejería de Agricultura y Pesca de forma continuada como muestra, por ejemplo, la reciente aprobación de la Ley de la Dehesa.

Los consumidores pueden acceder a información relativa a las denominaciones de calidad de los ibéricos andaluces. La Consejería de Agricultura y Pesca ofrece datos sobre estas menciones y los productos que protegen en el área de industrias agroalimentarias de su página web (www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca).

Consultar la etiqueta
Al margen de los jamones y paletas amparados por estas Denominaciones de Origen Protegidas, el mercado andaluz de productos ibéricos ofrece una gran variedad de productos de excelente calidad que reflejan toda la información necesaria para conocer sus características en la etiqueta, donde el consumidor puede consultar la categoría a la que pertenecen los alimentos en función de la raza y la alimentación de los animales de los que proceden.

El etiquetado muestra el tipo de producto, es decir, si es jamón, paleta, lomo, caña de lomo, lomo embuchado o carne fresca. Este dato debe ir acompañado de la raza del animal, que puede ser “ibérico puro”, cuando ambos progenitores son cerdos ibéricos puros, o “ibérico”, en el caso de que sólo uno lo sea. Además, también ofrece información relativa a la alimentación del animal, que puede ser “bellota” o “terminado en montanera” si durante la fase de engorde el cerdo sólo ha consumido bellotas y pastos de dehesas, “recebo” si estos alimentos se complementan con piensos, “cebo de campo” cuando el cerdo se alimenta a base de pienso al aire libre, y, por último, “cebo”, cuando el animal se cría a base de pienso en una instalación cerrada.

En el caso de las carnes frescas, la información relativa al producto incluida en el etiquetado se puede reducir a la raza del animal del que procede el producto, sin ser necesaria una mayor especificación.

A estos datos se suma el nombre o distintivo del organismo de control encargado de la certificación, es decir, de hacer el seguimiento de los alimentos desde el nacimiento de los cerdos hasta la comercialización de los productos, una referencia de vital importancia para la confirmación de la veracidad del resto de la información contenida en la etiqueta, ya que, de no aparecer, no existiría garantía de la autenticidad de la raza ni la alimentación del animal del que proceden los productos. Los Consejos Reguladores son los encargados de las tareas de control de los productos amparados por las denominaciones de calidad, mientras que las entidades de inspección y certificación se ocupan del control de los alimentos acogidos a la normativa del sector ibérico.

Junta de Andalucia. Consejería de Agricultura y Pesca

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags