Los ganaderos extremeños de porcino ibérico exigen a Agricultura que ponga freno al fraude del sector

Los ganaderos extremeños de porcino ibérico han remitido una dura carta a la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para exigir medidas urgentes que pongan freno al fraude que atenaza al sector
Jueves 2 julio 2009 (hace 7 años 10 meses 28 días)
Los ganaderos extremeños de porcino ibérico han remitido una dura carta a la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, para exigir medidas urgentes que pongan freno al fraude que atenaza al sector desde hace tiempo. La misiva está firmada por la Asociación Española de Criadores de Ganado Porcino Selecto Ibérico Puro y Tronco Ibérico (AECERIBER), ASAJA Cáceres, UPA, APAG Extremadura ASAJA, la Asociación de Productores de Cerdo Ibérico de Extremadura y la Sectorial de Ganadería de Unexca, organizaciones ganaderas que juntas representan la totalidad del sector productor del cerdo ibérico en Extremadura.

La carta remitida a Elena Espinosa denuncia la grave situación que viven los ganaderos y que ha sido reiteradamente denunciada sin que se hayan tomado medidas paliativas por parte del Gobierno. En estos momentos, los productores han acumulado unas pérdidas de 400 millones de euros en el periodo 2007/2008, la producción se ha desplomado más de un 70% (según sus propias estimaciones) y ya han cerrado una gran parte de empresas incapaces de soportar la caída de precios, muy por debajo de los costes medios que requiere la producción con la calidad que exige la Ley para los productos ibéricos, con la consiguiente destrucción de miles de puestos de trabajo.

La denuncia del sector se basa, fundamentalmente, en:

• 1. Fraude en la comercialización. Aunque la Norma de Calidad vigente establece unas pautas muy claras para regular la producción de ibéricos, el sector denuncia unos “mecanismos de control claramente ineficientes y fraudulentos, donde empresas privadas con lógico ánimo de lucro se disputan a los clientes mediante la subasta de honorarios”. De esta forma, cerca del 80% de los productos que llegan al consumidor etiquetados como “ibéricos” realmente no cumple con los requisitos legales indispensables por peso, raza, alimentación y forma de crianza de los animales que se sacrifican. El fraude se centra en:
- La raza de los animales.
- Cebo de los animales en sistemas intensivos de naves cerradas y masificadas, principalmente en regiones donde históricamente no se ha producido cerdo ibérico, sin respetar los sistemas tradicionales de crianza que confieren al ibérico su calidad excepcional.
- Animales sacrificados con falta de peso y edad.
- Falta de control en la alimentación: falsificación de animales y productos elaborados de categoría “bellota”.
- Fraude al consumidor en el etiquetado de los productos.
• 2. Exceso de oferta. Uno de los argumentos esgrimidos por el Ministerio de Medio Ambiente como respuesta a las reiteradas peticiones del sector es que éste debe autorregularse ante el exceso de oferta de producto ibérico, que ha pasado en los dos últimos años del 4 al 11% del total de porcino que llega a los consumidores. Sin embargo, este aumento se debe, justamente, a las nuevas marcas – fundamentalmente fuera de Extremadura – que están etiquetando como ibérico de forma fraudulenta producto que no cumple con los requisitos legales pero que obtiene el visto bueno de los organismos de control, y se apoya en “publicidad engañosa” a la hora de comercializar.

• 3. Apertura de explotaciones. Lejos de escuchar las demandas del sector, el MARM que dirige Elena Espinosa, prepara un nuevo Real Decreto de Explotaciones de Ganado Porcino Extensivo que permitiría producir cerdo ibérico en zonas donde por clima, ausencia de dehesa adecuada y de bellota, nunca se han podido criar cerdos al aire libre ni alimentar animales en montanera, requisito indispensable para la crianza del cerdo ibérico. Lo que supone facilitar aún más el fraude ya establecido.

• 4. Ausencia de datos. Otra de las históricas peticiones del sector productor es la publicación por parte del Ministerio, de datos oficiales sobre el mercado y su evolución. Los productores exigen al Ministerio que publique periódicamente censos de reproductores, número de animales producidos, sacrificios y productos elaborados. La ausencia de estos datos impide cualquier tipo de autorregulación y previsión a los productores.

• 5. Márgenes abusivos. Los ganaderos pierden entre un 30 y un 80% del precio de producción en función de la categoría de los animales. Desde mayo de 2007, estas pérdidas suponen medio millón de euros diario, solo en Extremadura, de manera que el sector acumula unas pérdidas superiores a los 400 millones de euros, que han provocado el cierre de muchas explotaciones. La caída de los precios de compra, sin embargo, no se ha trasladado al consumidor.

Ante esta situación, los ganaderos exigen la adopción urgente de medidas para garantizar el cumplimiento de la Norma de Calidad, como protección para el consumidor y para salvar un producto tan esencial para Extremadura como es el porcino ibérico. Mientras tanto, estudian otro tipo de acciones y movilizaciones en caso de que el Ministerio que dirige Espinosa siga negándose a proteger al sector.

Jueves, 2 de julio de 2009. Nota de prensa de la Asociación Española de Criadores de Ganado Porcino Selecto Ibérico Puro y Tronco Ibérico (AECERIBER), ASAJA Cáceres, UPA, APAG Extremadura ASAJA, la Asociación de Productores de Cerdo Ibérico de Extremadura y la Sectorial de Ganadería de Unexca

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags